Danza

fox-trot o foxtrot.

{m.} Baile norteamericano de compás cuaternario.

[Danza] Fox-trot o Foxtrot.

Danza popular norteamericana, que se ejecuta por parejas y se adapta a todos los tipos de música, lenta o rápida. El foxtrot fue popularizado en 1913 por Harry Fox, un joven comediante de vaudeville que trabajaba en los Ziegfeld Follies, quien creó un baile para la música de jazz, al que incorporó un paso saltado y "trotado" (de ahí precisamente proviene el nombre de la danza, "Fox-Trot"). Tras causar verdadero furor en las calles neoyorkinas en la década de los años veinte, el foxtrot se extendió rápidamente entre la juventud americana de todo el país. Posteriormente fue evolucionando hasta convertirse en una danza social elegante, caracterizada por sus movimientos suaves y fluidos, aptos para bailarines de cualquier edad.

La música de foxtrot es un compás de cuatro por cuatro o de dos por cuatro. El ritmo del Foxtrot se basa en el primer y tercer tiempo de cada compás, que se acentúan más fuertemente que el segundo y el cuarto. Se ejecuta en combinaciones de pasos rápidos y lentos; los primeros cuentan un tiempo y los segundos dos. Conforme la música se acelera, el bailarín acorta sus pasos para mantener el vivo trotecillo característico de este baile. Cuanto más rápida es la música, más cortos se hacen los pasos. Lo único que debe moverse en el foxtrot son las piernas, por encima de las caderas el cuerpo permanece quieto. Los movimientos deben ser airosos y deslizantes, con largos pasos lentos y vivaces piruetas rápidas.

Su antecedente directo fue el two-step, una danza muy rápida, que se ejecutaba dando un pequeño brinco -hacia adelante, hacia atrás y en los giros-, tan velozmente como pudieran los bailarines (su forma actual es el popular baile country norteamericano). Seguidamente llegó el one-step, parecido al anterior pero sin cambios de ritmo, que fue muy practicado en Europa durante la Primera Guerra Mundial y cuyo contrapunto latino es la marcha.

Entre las muchas variantes surgidas del foxtrot, una de las más populares es el quick-step ('paso rápido'), versión inglesa del foxtrot rápido, en la que se entremezclan veloces pasos con suaves figuras. Junto con el vals y el tango, es la estrella de los concursos de baile actuales.

Autor

  • lu