Música

Música heavy metal.

Heavy metal y rock duro son dos matices distintos de un mismo estilo musical basado en el rock. Sus orígenes datan de finales de los años sesenta, aunque existen precursores con anterioridad, y su música es una evolución de aquel rock psicodélico que se hacía desde 1965. Otra de sus principales influencias fue el blues, y también el rhythm and blues, todo lo cual confluyó en una base de batería atronadora, un bajo que marcaba el ritmo y las guitarras como las principales protagonistas. Éstas tenían que ser potentes, en el mayor número posible, y con abuso de distorsión y volumen; una señal de identidad de esta música son los largos y barrocos punteos solistas de guitarra eléctrica.

La imagen del heavy (tanto músico como seguidor) es también un estereotipo bien conocido. Vaqueros o pantalones de cuero ajustados, zapatillas de deporte o botas, camisetas y cazadoras de cuero, junto con la máxima longitud posible de la melena, símbolo de identidad de todo heavy que se precie. La importancia social de este movimiento no ha sido la que tuvo el punk, por ejemplo, pero en los años setenta fue uno de los movimientos juveniles de mayor difusión. A pesar de ello, no tuvo la repercusión social que tuvieron otras corrientes relacionadas con la música. La expresión "Heavy Metal" aparece por primera vez en uno de los relatos del gran escritor underground estadounidense William Burroughs, cuando nombra al “Chico Heavy Metal”. Esto era el año 1961, y tiempo después Barry Gifford utilizaba también dicho término en la revista Rolling Stone.

Antecedentes de este estilo musical pueden encontrarse en grupos como Hawkind, MC5, Steppenwolf, etc., pero los dos primeros grupos que consagraron el género fueron Deep Purple y Led Zeppelin. Estos dos grandes del heavy comenzaron su andadura hacia el año 1968. Los comienzos de Deep Purple se relacionan con el llamado rock sinfónico, pero a partir de 1970 su estilo se asentó, para dar lugar a clásicos como Made In Japan, elepé del año 1972. Su carrera se disolvió hacia mediados de los años setenta, con la marcha del cantante Ian Gillan, pero en los años ochenta se reunieron de nuevo en respuesta a cierto resurgimiento del heavy que se dio por aquel entonces, con el nacimiento de unas cuantas bandas importantes.

Led Zeppelin editó su primer disco en 1969; en él hacían gala ya, sin pasar por influencias de otro tipo, de las características de este nuevo estilo. Mantuvieron su hegemonía a través de los años setenta con mano de hierro, hasta que en 1980 falleció el batería John Bonham. Desde entonces, sólo se han reunido esporádicamente y los dos grandes líderes del grupo, Jimmy Page y Robert Plant, han colaborado también en ocasiones.

Además de los dos padres, otras muchas bandas han forjado la historia de este estilo: Black Sabbath, con sus connotaciones siniestras y esotéricas; Aerosmith, Blue Öyster Cult, UFO, los alemanes Scorpions, Judas Priest, Uriah Heep, AC / DC, Van Halen, Motorhead..., todos ellos en lo que se podría llamar una primera oleada de grupos; y una segunda oleada a finales de la década mencionada, cuya fama se prolongó durante los años ochenta, como Iron Maiden, Def Leppard, Whitesnake, Saxon y Mötley Crüe. Ya en los ochenta, destacan Metallica, Megadeth, Bon Jovi, Skid Row, The Cult en su segunda época, Guns 'N' Roses, Anthrax, Black Crowes, etc.

También de este vasto movimiento se han creado subestilos, como el trash, el speed metal, el hardcore o el death metal. Estos estilos florecieron en los años noventa, con grupos como Biohazard, Pantera o Sepultura como abanderados. En realidad, el hardcore siempre ha estado en la frontera entre el heavy y el punk, sin que se pueda saber muy bien de cuál de ellos toma más referencias. Algunos también consideran el glam rock como un hijo raro del rock duro, o el famoso AOR (Adult Orientated Rock), como la variante más comercial del rock duro.

Conforme avanzaban los años noventa, el heavy metal fue decayendo en fama, mientras que esos nuevos grupos de trash metal y de hardcore antes citados tomaban su relevo; a ellos se pueden añadir nombres como SoundGarden, Melvins, etc., procedentes de la parte más dura del grunge, o grupos como Extreme o Therapy?, que incluyen elementos originales -como secuencias de ritmo- en sus temas.

En España ha habido grandes bandas de rock duro, pero su actividad data de la segunda mitad de los años setenta y comienzos de los años ochenta. Entre los más importantes destacan Barón Rojo, Obús, Leño, Ñu, y casi toda aquella quinta de la discográfica madrileña Chapa Discos, que fue el alma mater del movimiento heavy en este país.

Música interpretada por Carlos de Castro.

Autor

  • jdp canal9