MúsicaBiografía

Verdi, Giuseppe Fortunin François (1813-1901).

Giuseppe Verdi.

Compositor italiano nacido en Roncole (Ducado de Parma) el 10 de octubre de 1813 y fallecido en Milán el 27 de enero de 1901.

Impulsado por su padre, un comerciante parmesano, Verdi recibió sus primeras lecciones de música antes de los cuatro años de la mano de los clérigos de Roncole. A los siete años su padre le compró su primera espineta y a los nueve ya era organista de la iglesia de San Michele. En 1823 se trasladó a la ciudad de Busseto y dos años más tarde comenzó sus lecciones de música con Ferdinando Provesi, director de la Sociedad Filarmónica de la citada localidad. Desde pequeño fue protegido por el melómano Antonio Barezzi, a cuya hija Margherita dio clases de piano y canto y de la que pronto se enamoró. Cuando contaba 18 años se trasladó a Milán con la intención de estudiar en el conservatorio de dicha ciudad. Al no ser admitido en el centro, debió seguir con su formación independiente costeada por Barezzi. En Milán tomó clases particulares de Vincenzo Lavigna, quien le hizo conocer la música antigua italiana y la alemana de la época y le instruyó en el contrapunto severo. Su carrera siguió ligada a Busetto, pero aún así limitada por sus opiniones políticas progresistas. En 1836 se casó con Margherita, hija de Barezzi, y continuó dando clases y dirigiendo en la Sociedad Filarmónica de Busetto. En 1838 falleció su primera hija y Verdi abandonó la ciudad para trasladarse a Milán, donde estrenó su ópera Oberto, conte di San Bonifacio. Un año después se produjo el fallecimiento de su segundo hijo, al que siguió el de su esposa Margherita en 1840.

Tras un periodo de crisis, en el que pensó renunciar al teatro, el empresario Merelli le encargó varias óperas. La primera fue Un giorno di regno, que fracasó estrepitosamente ya en su estreno. Un año más tarde compuso Nabucco, con la que triunfó en Teatro de la Scala (1842) y posteriormente en diversos teatros de toda Europa. Entre 1844 y 1847 compuso ocho óperas y su salud se debilitó por esta incesante labor productiva. Los años 1845 y 1846 vieron los estrenos en Milán, Londres y París de Ernani, Nabucco, I masnadieri y Jerusalem. Conoció en Milán a la soprano retirada Giuseppina Strepponi y con ella se estableció en 1851 en la villa de Sant'Agata, cerca de Busetto, desde donde por fin en paz, se dedicó a componer sus obras maestras. Ese mismo año finalizó Rigoletto, seguida de La Traviata, que fue estrenada en marzo de 1853. Tras esta ópera escribió otras dos para la ópera de París, Les vêpres siciliennes y Don Carlos, lo que le obligó a permanecer en la capital francesa durante largo tiempo. El estreno de La forza del destino también le hizo viajar a San Petersburgo, Londres y Madrid entre 1862 y 1863.

Verdi. La Traviata, "Preludio" Acto I

Verdi. La Traviata, "Brindis" Acto I

Cuando ya llevaban más de una década juntos, en 1859 Verdi se casó finalmente con Giuseppina Strepponi. Ese mismo año se estrenó en Roma Un ballo in maschera, tras el cual los asistentes corearon gritos de "Viva Verdi", que constituyen la asunción de su nombre como símbolo de la segunda guerra de la independencia italiana (coincidía con las siglas de la frase "Vittorio Emanuele rei d'Italia"). Nacionalista italiano, Verdi fue elegido en 1861, tras el triunfo de la revolución contra Austria, diputado del Parlamento y posteriormente senador. Tras la muerte de Rossini en 1868, Verdi sugirió a la editorial Ricordi la edición de una misa en su honor escrita por los principales compositores italianos de la época, pero que finalmente no llegó a interpretarse.

Quiso culminar su producción dramática con Aida (1871), compuesta para celebrar la inauguración del Canal de Suez, y posteriormente se dedicó principalmente a la música instrumental. Fruto de esa dedicación es su Misa de Requiem (1874), compuesta para honrar la memoria del escritor Alessandro Manzoni, y estrenada por toda Europa bajo la dirección del propio Verdi. En 1881 estrenó en la Scala Simone Boccanegra y en 1887, cuando ya tenía 70 años de edad, escribió Otello, considerada por muchos como su mejor ópera. En ella trabajó a dúo con el libretista y compositor Arrigo Boito, que adaptó la tragedia de William Shakespeare. Cerró efectivamente su producción con la ópera bufa Falstaff, compuesta en 1893, dedicándose a partir de entonces a labores filantrópicas.

Representación de la ópera Aída, de Verdi.

Obra

Verdi fue, como Wagner, un fenómeno de la música romántica, pero aquél logró trascender al primitivo romanticismo místico y por ello dominó el terreno de la ópera italiana en la segunda mitad del siglo XIX. Sus primeras obras rechazaban todo refinamiento clásico. En contraposición a los compositores italianos anteriores, cultivó más el aspecto dramático que el musical, si bien en sus óperas se encuentran influencias de Rossini, Bellini y, especialmente, Donizetti. Más tarde también adoptó modelos de la ópera francesa. Entre los principales temas de su interés se hallaban los dramas románticos ambientados en el medievo, con personajes complejos y contradictorios. En sus primeras óperas colaboró con el libretista Temistocle Solera (Nabucco, I Lombardi) y más tarde con Salvatore Cammarano (Il trovatore).

Verdi. Nabucco. Coro de los hebreos.

Verdi. Il trovatore, Acto III.

Inició un periodo de mayor preocupación por el aspecto formal de sus óperas y la psicología de los personajes en Rigoletto, cuyo protagonista es un jorobado, Il trovatore (1853) y Un ballo in maschera (1859), ópera con texto de Eugène Scribe en la que mezcla elementos trágicos y cómicos de forma muy equilibrada. Contrario al estilo de Wagner, tuvo sin embargo que asimilarlo para luego trascenderlo con su inspiración mediterránea, colorista y expresiva. De su admiración por Shakespeare dan idea sus tres óperas inspiradas en obras del gran dramaturgo inglés: Macbeth, Otello y Falstaff, así como su desestimado Rey Lear. Por su modernidad, Otello y Falstaff no se adaptaron bien a los circuitos convencionales en una época en la que Wagner y el verismo hacían furor en toda Europa. Otros temas que Verdi en sus óperas fueron las tragedias domésticas; un buen ejemplo se encuentra en Luisa Miller, escrita en 1849 y basada en la obra Kabale und Liebe de Schiller.

Verdi. Rigoletto, "La donna e mobile" Acto III.

Las escenas dramáticas de las obras de Verdi, si bien forman parte de un todo, son verdaderas piezas musicales independientes que rompen con las convenciones operísticas anteriores. Verdi no permitía que el público aplaudiera en medio de ellas, pues consideraba que eso impedía escucharlas adecuadamente hasta el final. El lenguaje musical verdiano, de orquestación colorista e innovadora, abrió interesantes caminos para los compositores posteriores, y fue a partir de 1930 cuando resurgió el interés por las óperas de su primera época como Nabucco y Ernani.

Verdi. Aida, "Gran marcha triunfal" Acto II.

En octubre de 2004 se estrenó por primera vez la Ópera de Viena Don Carlos en su versión integra, de más de cinco horas de duración, dirigida por Bertrand de Billy. La obra fue mutilada en su estreno de 1867 en París, por lo que Verdi nunca pudo escucharla entera en su vida.

Enlaces en Internet

http://www.giuseppeverdi.org; página sobre Verdi. Contiene un museo virtual sobre la figura del compositor italiano. En italiano e inglés.
http://www.r-ds.com/verdiana.htm; página sobre Verdi. Contiene información sobre su vida y obra. En inglés.
http://www.giuseppeverdi.it/home.htm; página de la Società di Cultura Giuseppe Verdi. Contiene información sobre la programación del Festival Verdi en Parma. En italiano.
http://www.villaverdi.org/; página de la Casa Museo de Verdi. Contiene enlaces a otras páginas sobre el compositor. En inglés e italiano.
http://w3.rz-berlin.mpg.de/cmp/verdi.html; página sobre Verdi (inglés).

Discografía seleccionada

G. Verdi: Don Carlo; Director: Carlo Maria Giulini; Intérpretes: Caballé/ Campo/ Wallis/ Verret/ Davies/ Domingo/ Noble/ Milnes/ Esnes/ Foiani/ Raimondi. Ambrosian Singers/ Covent Garden Orchestra de Londres. EMI 667-747 701-8 (3 CDs).
G. Verdi/ F. M. Piave: La Forza del Destino; director: Riccardo Muti; Intérpretes: Freni/ Garbi/ Zajic/ Domingo/ Gavazzi/ Hadrian/ Zancanaro/ Bruscantini/ Plishka/ Sammaritano/ Surian; Coro y Orquesta de la Scala de Milán. EMI 667-747 485-8 (3 CDs).
G. Verdi / F. M. Piave: La Traviata. Director: Arturo Toscanini. Intérpretes: Albanese / Morland / Stellman / Peerce / Cehanovsky / Garris / Merrill / Dennis / Newman. Coro y Orquesta de la NBC. TIS Ma 271 WA (2 CDs).
G. Verdi/ F. M. Piave: La Traviata; Director: Carlo Maria Giulini; intérpretes: Callas/ Zanolli/ Mandelli/ Ricciardi/ Stefano/ Zamperi/ Bastianini/ La Porta/ Maionica/ Zerbini; Coro y Orquesta de La Scala de Milán. EMI 653-763 628-2 (2CDs).
G. Verdi/ A. Ghislanzoni: Aida. Director: Arturo Toscanini. Intérpretes: Nelli / Stich-Randall / Gustavson / Assandri / Tucker / Valdengo / Harbour / Scott. R. Shaw Chor. NBC Symphony Orchestra.
RCA GD 60 326 EQ. (7CDs).
RCA GD 60 300 QS (3CDs).
G. Verdi/ A. Boito: Otello. Director: Wilhelm Furtwängler. Intérpretes: Martinis / Wagner / Dermota / Jaresch / Vinay / Bierbach / Greindl / Monthy / Schöffler; Coro de la Staatsoper de Viena. Orquesta Filarmónica de Viena. Hek RP 32 561 /2 (2 CDs).
G. Verdi/ A. Boito: Falstaff; director: H. von Karajan; intérpretes: Kabaivanska/ Perri/ Ludwig/ Schmidt/ Araiza/ Palma/ Zednik/ Davia/ Panerai/ Taddei; Coro de la Staatsoper de Viena; Orquesta Filarmónica de Viena. Ph 412 263-2 (2CDs).
G. Verdi: Messa da Requiem. Intérpretes: J. Sutherland, M. Horne, L. Pavarotti, M. Talvela, Coro de la Staatsoper de Viena y Orquesta Filarmónica de Viena; director: G. Solti. DECCA 411 944-2DH2.

Bibliografía

  • ATTARDI ANSELMO, F. Un festín para Aida: ópera gastronómica según la ópera "Aida" de Giuseppe Verdi. Madrid, Siglo XXI de España, 2000.

  • BUDDEN, J. The operas of Verdi. Oxford, Clarendon Press, 1992.

  • FRAGA, F. Verdi. Barcelona, Península, 2000.

  • MILA, M. El arte de Verdi. Madrid, Alianza, 1992.

MCC

Autor

  • 0205 MCC